Papel en blanco

Las 20 + 1 razones por las que escribo

No es fácil, pero me gustaría tratar de explicarte las razones por las que escribo. Creo que cualquier persona que escribe reconocerá que este acto expande la mente y potencia la creatividad de un modo casi mágico. Pero, ¿qué significa escribir?

Escribir (del lat. scribere): representar las palabras o las ideas con letras y otros signos trazados en papel y otra superficie.

Esta es la primera definición que nos ofrece la RAE sobre el verbo escribir. Y resulta que escribir es maravilloso. Pero también es complejo, y un acto por lo general solitario. Y diría que también, en ocasiones, muy duro.

Escribir es una especie de exhibicionismo en privado. Y también hay una extraña soledad, y el deseo de tener una especie de conversación con la gente, pero sin una gran capacidad real de hacerlo en persona.

David Foster Wallace

Escribir no es una tarea mecánica, pues por lo general, exige un esfuerzo intelectual y creativo. Escribir, dirán algunos, es una cosa de excéntricos, y una completa pérdida de tiempo.

Entonces, si es duro, solitario, exige esfuerzo mental y te roba el tiempo, ¿por qué escribo?

Mis razones para escribir

  1. Escribo para ser y estar. Quizás escribir solo sea una de las muchas maneras de estar en el mundo. Es posible. Y esto me lleva a la segunda razón.
  2. Escribo para comprender el mundo, o intentarlo al menos.
  3. Escribir me permite ordenar mi propio caos interior. Escribiendo puedo clarificar emociones, e incluso depurar aquello que está turbio, lo que falla dentro de mí, porque escribir me obliga a conectar con mi yo más profundo.
  4. Me gusta jugar con la palabra escrita. Sobre el papel, juego con las palabras sin piedad. Las descoloco y les hago mil perrerías, hasta que logran decirme algo. Y cuando lo consigo, eso es magia.
  5. Escribir me lleva a ser paciente. Escribir es persistir, un día y otro, y otro. Insistir, cuando no te sale nada, o nada de lo que sale merece la pena. Pero sigues de todos modos, y esa dedicación te lleva a la superación.
  6. Escribo porque estamos hechos de palabras, y lo que no se narra se olvida.
  7. La escritura es mi pasión (o una de ellas), y todos tenemos el derecho y el deber de atender nuestras propias pasiones, esas que nos dan vida.
  8. Escribo porque admiro a otros que lo han hecho mucho antes que yo, y que he tenido el placer de leer. Considero que esas personas crean arte, y aspirar a emularlos es una forma de honrarlos.
  9. Escribir para buscar la belleza escondida en las cosas más sencillas.
  10. Escribo porque escribir es descubrir: sobre una misma, sobre los demás, sobre todo lo que nos rodea. Detrás de todo lo escrito siempre hay un gran interrogante, que de un modo u otro te obliga a avanzar.
  11. La escritura es movimiento constante. Escribo para no quedarme quieta.
  12. Escribo para recordar, porque en ocasiones el recuerdo es todo. Sobre todo para recordar a los que se han ido. Sé que a través de la escritura siempre seguirán estando, y es que escribir también es hacer memoria.
  13. Escribo para reivindicar la disconformidad. No quiero conformarme nunca con aquello que me disgusta. Escribir es una manera de declararse en rebeldía y hacer que lo que no encaja no sea lo raro.
  14. Escribo para emocionar. He sido feliz y me he emocionado con las historias y personajes que he encontrado en los libros de muchos escritores. Ahora yo quiero emocionaros a través de mis historias. En serio, me encanta que me leáis y saber que mis palabras os han removido.
  15. Escribir para vivir otras vidas a través de los ojos de otros, aun siendo personajes de ficción; o la vida hipotética que podría haber sido.
  16. Escribo porque leo mucho. Parece lo más natural que tarde o temprano me lanzase a escribir.
  17. La escritura como arma de desconexión. A veces, dejar de lado el ruido, lo banal, y todas las cosas inútiles que invaden nuestro día a día es una bendición.
  18. Escribir a modo de terapia. El método es simple y al alcance de cualquiera. A ver, cualquiera dispuesto a poner un espejo frente a sí, porque resulta que la escritura es emoción en carne viva y, a veces, incluso duele. Aunque también es risa y diversión… o alegrías, según el día, pero siempre, siempre, ayuda. Te doy mi palabra.
  19. Escribo porque disfruto haciéndolo (casi siempre), esa es la verdad, y así de simple es.
  20. Y es posible que también escriba para parecer más lista de lo que en realidad soy. Por favor, guárdame el secreto.

Escribir es dejar un testimonio personal de la mutación constante del mundo.

MIJAIL BAJTÍN

Estas son solo algunas de las razones por las que escribo. Podría enumerar más, podría aburriros con todos los motivos que cada día me impulsan a escribir, pero es suficiente, así que para terminar, solo os voy a contar la razón más importante para mí y que, en definitiva, constituye mi leitmotiv:

Escribo porque la vida no basta.

Y a ti, ¿te parecen estas razones suficientes para empezar a escribir?

Créditos imágenes: Imagen 1 de Bruno Glätsch en Pixabay

4 Comments

  1. Piluka
    7 mayo, 2019

    Al leer las razones por la que escribes voy a darte mis razones por las que te leo:
    1. Porque te siento en cada palabra.
    2. Comprendo tu forma de ver el mundo y comparo con la mía.
    3. Al ordenar tu caos, me empujas a ordenar el mío.
    4. Al participar en tu juego siempre salgo ganadora.
    5. Admiro a las personas que son constantes y nunca se rinden.
    6. Transmites las emociones como si las viviera en cada momento.
    7. Tienes una riqueza de vocabulario que me hace aprender a la vez que disfruto.
    8. Consigues que el mundo a mi alrededor desaparezca cuando te leo, evadiendome de la vida en su forma más cruel, dolorosa y triste…
    Así podría tirarme horas dándote motivos por lo que te leo.
    Me emociona las razones por las que escribes y ahora entiendo porque me has cautivado a través de tus libros y tienes en mi una fiel seguidora.

    Responder
    1. Carmen
      7 mayo, 2019

      Guau, Pilar, tu comentario sí que me emociona… mil gracias.

      Responder
  2. Anael
    10 mayo, 2019

    Tus razones son poesía, Carmen. Me las guardo para leer cuando esté desanimada. Y creo que también debería escribir las mías. Aunque esas más tarde, porque después de leer las tuyas no puedo pensar en otras, jejeje.
    ¡Un abrazo!

    Responder
    1. Carmen
      10 mayo, 2019

      Muchísimas gracias, Anael. Estoy segura de que tus razones serán buenísimas. ¡Abrazo grande!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Carmen Navas Sánchez
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: contacto@carmennavassanchez.com
Información adicional: Más información en Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2019 Carmen Navas Sánchez. Política de privacidad. Theme by Puro.
Scroll to top