Empezar a escribir: nunca es tarde

Empezar a escribir: nunca es tarde

¿Crees que existe un límite de edad para comenzar a escribir en serio? Yo creo que no. En realidad, como vas a comprobar un poco más abajo, nunca es tarde para empezar a escribir.

Es cierto que muchos de los grandes escritores publicaron sus primeras obras antes de los treinta años. Ahí tenemos a Charles Dickens, Sylvia Plath, Emily Brontë, Jorge Luis Borges, Mary Shelley o Lewis Carroll, entre otros muchos, pero tengo la sensación de que, de alguna manera, a muchas de las disciplinas creativas existentes los años y la experiencia adquirida les van muy bien.

La escritura no es una excepción. De hecho, han sido muchos los buenos escritores que comenzaron a publicar sus obras a una edad tardía. ¿Y sabes qué? Cuando lo hicieron, lo hicieron con maestría. 

¿No me crees?

Escritores hay muchos, y está claro que cada cual tiene su tiempo y su ritmo propio, pero no es imprescindible ser joven para poder ser novelista. Muchos se iniciaron a una edad tardía y publicaron primeras obras que fueron grandes éxitos. Incluso muchas de ellas han tenido adaptaciones cinematográficas que han llegado al gran público sobrepasando la palabra escrita sobre el papel.

En EssayMama publicaron esta fenomenal infografía sobre algunos de esos escritores que triunfaron, y que te invito a descubrir en su página, donde puedes ver: a qué edad comenzaron a escribir, publicaron su primer libro, o los años que tardaron en publicar su obra más exitosa.

Infografía de Essay Mama

Pero fijémonos ahora con mayor atención en sola algunos de esos escritores (hay unos cuantos más) cuyas carreras literarias comenzaron tarde.

13 escritores que empezaron a escribir tarde

FRANK McCOURT: dedicada su vida profesional a la enseñanza, este escritor empezó a escribir tras su jubilación. Su primera obra «Las cenizas de Ángela», fue una novela autobiográfica merecedora del Pulitzer que se publicó cuando contaba con 66 años y cuyo éxito traspasó fronteras y pantallas. ¿Quién dijo tarde?

JOSÉ SARAMAGO: empezó a publicar con éxito en torno a los 60 años; tan solo dieciséis años después se hizo con el Premio Nobel. No obstante, el escritor portugués había publicado su primera obra en 1947, aunque sin pena ni gloria. Fue a partir de 1980, con su novela «Levantado do châo», cuando Saramago halló su personalísima voz propia, y con ella, también el éxito. A partir de entonces ya no dejó de publicar. 

BRAM STOKER: el escritor irlandés publicó su primera obra a los 43 años, pero fue en 1897 cuando vio la luz su obra inmortal, «Drácula», novela que refleja la lucha entre el bien y el mal, y que el mismísimo Oscar Wilde tildó como «la obra de terror mejor escrita de todos los tiempos». Contaba con 50 años.

TONI MORRISON: la escritora afroamericana, recientemente fallecida, no publicó por primera vez hasta pasados los 40 años. Con posterioridad también ganó el Premio Nobel de literatura y el prestigioso Premio Pulitzer. 

DANIEL DEFOE: Considerado uno de los padres de la literatura inglesa, a los 59 años escribió y publicó su primera novela «Robinson Crusoe». Antes de eso, sus ocupaciones fueron otras muchas y variadas (comerciante, recaudador de impuestos, activista político…)

MARQUÉS DE SADE: libertino, revolucionario y ateo; no empezó a escribir hasta más allá de los 40 años, aprovechando su encarcelamiento en la Bastilla. El aristócrata hizo de la depravación su bandera, y con 51 años publicó su primera obra «Justine», que fue inmediatamente prohibida, lo que no hizo sino acrecentar la fama de del polémico autor.

Pero todavía hay más…

CHARLES PERRAULT: nacido en una familia acomodada, dedicó su vida al estudio y al derecho, y fue a los 55 años cuando escribió «Cuentos de mamá ganso», obra que supuso el inicio de los cuentos de hadas como género literario.

VLADIMIR NABOKOV: publicó su célebre obra, «Lolita», a los 56 años.  Esta novela, cargada de polémica, retrata la vida de un hombre de mediana edad que se enamora de una adolescente. Es considerada por muchos una obra maestra de la literatura universal y uno de los grandes clásicos modernos.  

J. R. R. TOLKIEN: escritor, poeta, militar, filólogo, lingüista o profesor universitario… el para muchos considerado padre de la literatura fantástica publicó su gran obra, la novela de fantasía épica «El señor de los anillos», cuando contaba 62 años.

RAYMOND CHANDLER: comenzó a escribir historias detectivescas tarde, cuando perdió su trabajo en una compañía petrolera durante la Gran Depresión. Fue a los 51 años cuando publicó su primera novela, «El sueño eterno», en la que apareció por primera vez el carismático detective Marlowe.

LUIS LANDERO: pese a que en su niñez los libros apenas estuvieron presentes en la vida de este escritor, con el tiempo adquirió el gusto por la literatura y, por suerte para los lectores, se encomendó a esta pasión que ya nunca ha abandonado. Publicó con gran éxito su primera novela, «Juegos de la edad tardía», pasados los 40 años.

STIEG LARSSON: el sueco adquirió fama tras su muerte con la publicación de la trilogía Millenium, la saga de novela policiaca que nos encandiló a muchos a lo largo y ancho del mundo. Había comenzado a escribir novelas policiacas con 47 años.

CHARLES BUKOWSKI: escritor maldito y adalid del realismo sucio, este icono de la decadencia también fue, entre otras cosas, cartero, bebedor profesional, poeta y columnista. A los 47 años dejó la oficina de correos para dedicarse a la escritura a tiempo completo. Ya en su primera obra, «Cartero», aparecería su alter ego, Henry Chinaski, antihéroe que protagonizó varias novelas de este icono del siglo veinte.

En conclusión:

En mi opinión, la edad le sienta bien a la escritura

La vida y las propias experiencias permiten dotar a las obras de un sentido y una profundidad que seguramente años antes esos escritores no hubieran podido encontrar. 

Probablemente la mayoría (si no todos) de estos escritores ya escribían desde muy jóvenes, aunque su despegue literario no llegase hasta alcanzar una edad madura. Seguramente han pasado la mayor parte de sus vidas escribiendo. Esa es la clave.

Que nadie te engañe, el talento es, en realidad, esfuerzo y dedicación. Y persistencia. El talento nunca nace de la nada. Por eso te digo que nunca es tarde para empezar a escribir. Solo hay que hacerlo. 

¿Y tú, como lector/a te has dejado encandilar por las obras de estos grandes escritores?¿Crees que existe una fecha límite para empezar a escribir?

Imagen portada de Jill Wellington from Pixabay 

1 Comment

  1. Piluka
    18 septiembre, 2019

    Algunos de los títulos si he leído, otros los apunto para leer. En cuanto a la edad para escribir estoy de acuerdo, pienso que los años te Dan otra visión de la vida por la experiencia propia de vivir y es así que puedes transmitir a los lectores las situaciones, los sentimientos e incluso Inventar un mundo totalmente distinto, fantástico donde narrar la vida de sus personajes. También creo que estos escritores lo tenían más complicado para escribir que ahora y quizás a esas edades podían permitirse dedicar tiempo a escribir. Hoy lo tienen mucho más fácil para comenzar a escribir, ya que se dispone de muchas herramientas aunque la que más valor da es sin duda la experiencia de vivir.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Carmen Navas Sánchez
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: contacto@carmennavassanchez.com
Información adicional: Más información en Política de Privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2019 Carmen Navas Sánchez. Política de privacidad. Theme by Puro.
Scroll to top